ansiedad hipnosis

Tratamiento de Hipnosis para la Ansiedad

Tratamiento de Hipnosis para la Ansiedad

La ansiedad se presenta como una respuesta automática cuando nuestro cerebro identifica una amenaza o peligro. En ocasiones, esta sensación se da en situaciones que no representan ningún tipo de peligro y es cuando decimos que se trata de una ansiedad patológica.

Esta patología tiene lugar en nuestra mente inconsciente y nos mantiene en constante estado de alerta “por si llega a pasar algo”. Los síntomas que experimenta quien padece de ansiedad no son para nada agradables.

Las personas que sufren de ansiedad patológica tienden a sentir:

  • Fuertes mareos

  • Palpitaciones

  • Depresión y tristeza

  • Sensación de asfixia

  • Incapacidad para concebir el sueño (insomnio)

  • Aumento en el ritmo cardiaco

  • Dificultad para respirar

  • Tensión muscular

  • Miedo al cualquier tipo de cosas (morir, tener un infarto, desmayarse, ir a lugares concurridos)

  • Visión borrosa

  • Desorientación

Una vez reconocido que se padece esta patología, es importante comenzar a tratarla antes de que los síntomas se vuelvan más intensos y lleguen a afectar de manera negativa la vida diaria del paciente en cuestión.

ansiedad hipnosis2

En la actualidad, se conoce del uso de la hipnosis para tratar la ansiedad. Un método que se basa en la técnica de la relajación para acceder al subconsciente y ayudar a descargar un poco el estrés y tensión que las supuestas sensaciones de peligro representan.

La hipnosis o hipnoterapia hace uso de la relajación guiada por un especialista, y una fuerte concentración con el objetivo de lograr un estado de conciencia conocido más comúnmente como “trance”.

Dentro de este, la atención del paciente está tan centrada en un pensamiento o tarea específica que todo aquello que ocurre a su alrededor se bloquea temporalmente o es completamente ignorado por él.

Generalmente, este método que emplea la relajación tanto física como mental como su principal herramienta, en el tratamiento de la hipnosis para la ansiedad se utiliza una serie de procedimientos específicos a fin de erradicar la patología.

El especialista en la materia debe, primeramente, conocer cuáles son las características de la ansiedad que sufre el paciente: qué palabras la describen, los síntomas que desencadena, las situaciones que la originan.

Por ejemplo, si la ansiedad es provocada por el pensamiento de encontrarse solo en un lugar desconocido, el terapeuta enfocará el ejercicio en que el paciente se visualice en compañía o que busque algunos elementos en el sitio que le hagan sentir seguridad o le recuerden algo familiar.

ansiedad hipnosis3

Hipnosis regresiva para la ansiedad

Es bueno saber que en la hipnosis para la ansiedad se hace uso de la hipnosis regresiva, con la que el terapeuta podrá analizar a fondo las sensaciones que experimenta el individuo cuando presenta un ataque de ansiedad.

Este tipo de hipnosis se caracteriza por hacer que el paciente “retroceda en el tiempo”, ed manera controlada y mientras se encuentra en un estado profundo de relajación, y reviva aquellas situaciones del pasado que le hayan perturbado.

La hipnosis regresiva busca que el ansioso tenga contacto con las experiencias negativas de su pasado que no fueron enfrentadas y asumidas en ese entonces, y que hacen aparición en el presente pero de una manera atemorizante.

Su finalidad es la de hacer que el individuo comprenda de una manera mucho más simple por qué su ansiedad tiene lugar cualquier pasa por una experiencia igual o similar, haciéndole sentir desprotegido, indefenso, confundido.

Tratar la ansiedad con hipnosis es una muy buena alternativa para desprenderse de los sentimientos contenidos y guardados en el fondo de nuestro subconsciente, y que influyen directa o indirectamente en el presente.

Es importante tomar acciones desde el primer momento que se conoce que se padece de ansiedad ya que esta afecta la calidad de vida del paciente y lo hace sentir incómodo en muchas y diversas circunstancias cotidianas.

Aunque no lo creas, esta influye negativamente en tus relaciones familiares, sociales y laborales y puede derivar en patologías mucho más graves, como la depresión. Además debilita tu sistema inmunológico y te convierte en el blanco perfecto para contraer enfermedades virales e infecciones.

Esto repercute, obviamente, en la salud a corto, mediano y largo plazo, y en algunos casos puede llegar a hacerte esclavo de los fármacos, principalmente los calmantes y tranquilizantes, a fin de olvidar (más como ignorar) todo aquello que te causa ansiedad.

¿Nos haces un favor? Si te ha gustado compártelo en las redes.
Publicado en Actualidad.

Zurdo ngombe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *