ovejas-black-friday

Black Friday.: YO no soy TONTO

Dicen que el nombre proviene para describir al tráfico que se producía en Philadelphia el día después de Acción de Gracias, no sabemos como ha llegado a nuestros días para ser utilizado como un Viernes donde los comercios lanzan ofertas “nunca vistas”. En un primer momento comenzó como una noche donde las tiendas con comercio electrónico a través de internet lanzaban ofertas, pero hoy día también se ofrecen “descuentos” en las tiendas físicas.

Dicen las malas lenguas que las grandes empresas van inflando los precios las semana previas para hacer una reducción del precio al llegar el gran día, como podemos ver en la imagen donde simplemente despegando el cartel podemos ver que la reducción es una artimaña para venderlo al mismo precio.

black-friday

En esta otra imagen otro usuario vio como subían el precio de la GOPRO semanas antes al Black Friday creemos que con la intención de rebajar el día del Black Friday.

estafa

Y es que hay revistas como el economista , que ya en 2013 nos advertían sobre el uso inmoral de este día de “descuentos”, aunque también hacía referencia a que al consumidor le da igual el engaño con tal de conseguir la sensación de descuento.:esto no parece importar demasiado a los compradores, que buscan la sensación de que han conseguido un buen descuento.”

economista

Por otro lado no todo es malo en el Black Friday y no todas las empresas lo utilizan como las marcas que sugerimos mas arriba, y es que las compras a través del portal Amazon en España llegan en estos días a las 352 transacciones por minuto y el 40% de estas operaciones son ventas realizadas a pequeñas y medianas empresas, lo cual hace que el Black Friday no sea solo una gran oportunidad para grandes empresas.

En estas fechas, cuando estamos siendo bombardeados con campañas de Marketing orquestadas por lo mejores profesionales del mundo en este área lo mejor es tener la cabeza fría y seguir los siguientes consejos.:

  1. Diferenciar entre necesidad y capricho.: Evalúa tu compra y proyecta tu uso de ese objeto en el futuro, ¿Te ves utilizándolo a menudo?
  2. Destina un presupuesto.: Como hemos dicho anteriormente estas campañas están hechas por lo mejores profesionales y a veces es dificil diferenciar entre necesidad y capricho, por eso tener un limite de dinero nos hará centrarnos en los objetos que realmente necesitamos y nos hará priorizar.
  3. No caigas en la trampa de la Oferta.: Evalúa el precio, si crees que es barato cómpralo y si crees que es caro desecha la idea de compra por muchos carteles de precio rebajado que veas alrededor del producto.
  4. Planea la compra.: Va muy ligada al dinero destinado para el presupuesto pero si tenemos una lista de lo que realmente necesitamos evitaremos comprar productos que no son prioritarios.
  5. No compres con tarjeta.: Intenta sacar el dinero destinado para la compra así evitarás gastar mas.
  6. Compra cosas que luego puedas devolver.: Los comercios aprovechan estos días para deshacerse de stock e intentan poner condiciones de devolución muy estrictos.

 

Si se te ocurre alguna otra idea no dudes en comentarla, cualquier sugerencia para evitar la compra compulsiva es bienvenida.

¿Nos haces un favor? Si te ha gustado compártelo en las redes.
Publicado en Actualidad, Furia, Opinión.

Zurdo ngombe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *